INVESTIGACIÓN DE CUSTODIA DE HIJOS Y DEL RÉGIMEN DE VISITAS

¿Su ex-pareja incumple reiteradamente el régimen de visitas de sus hijos? ¿Considera que su comportamiento con ellos no es el más adecuado? ¿Sospecha que ingiere grandes cantidades de alcohol, o consume drogas, y no tiene reparos en ponerse al volante estando con ellos?

Éstos y otros muchos problemas son habituales cuando se habla de custodia de hijos en casos de divorcios y separaciones. Que el ex-cónyuge se desentienda de ellos, no los atienda como debe o ponga en riesgo su seguridad con actitudes temerarias, son algunos de los múltiples casos que llegan a diario hasta las agencias de detectives.

Son muy frecuentes también aquellos en los que uno de los progenitores quiere demostrar que su ex-pareja no pasa tiempo real con sus hijos y los deja a cargo de familiares o de personal doméstico.

En estas situaciones, la actuación de los detectives está orientada a obtener pruebas en las que se demuestre que el progenitor en cuestión no es el adecuado para hacerse cargo de sus hijos.

Ratificación judicial del informe

La figura del detective privado, como testigo cualificado, tiene especial relevancia en procesos probatorios judiciales.

Obtener la información y las pruebas necesarias para la resolución judicial de este tipo de problemas es algo muy habitual en nuestro día a día, constituyendo nuestros informes una valiosa prueba testifical que será ratificada por el detective responsable de la investigación ante los juzgados personalmente.