DETECTIVES PRIVADOS - PENSIONES ALIMENTICIAS

Son habituales los casos en los que, tras un divorcio o separación, la ex-pareja a la que se le ha impuesto la obligación de realizar el pago de la pensión alimenticia quiera reducir su cuantía utilizando diversos engaños.

La picaresca no es exclusiva de la persona que está obligada al pago de la pensión de alimentos, sino que la ocultación de ingresos también se da en el caso de la parte beneficiaria de ella.

 

Gran variedad de casos en las agencias de detectives

La tipología de casos es muy variada, pero los ejemplos que se dan con más frecuencia en las agencias de detectives son aquellos en los que la ex-pareja obligada al pago de la pensión oculta sus ingresos reales, alegando estar en paro o declarando que gana menos de lo que percibe en realidad, con el fin de que la pensión de alimentos que tiene que pagar sea menor.

En la parte contraría, la de la persona que recibe la pensión alimenticia, a menudo se dan casos en los que ésta también oculta su actividad laboral o la actividad laboral remunerada por parte de alguno de sus hijos, mayores de edad, para seguir percibiendo la pensión.

 

El papel del detective privado en la modificación de medidas de divorcio

Mediante la observación y control de las actividades de la persona investigada, el detective privado puede obtenerpruebas suficientes para determinar si efectivamente ejerce una actividad laboral remunerada.

En caso de que así sea, el investigador privado puede determinar cuál es, si acude a un centro de trabajo donde la lleva a cabo, sus horarios de apertura y cierre en caso de trabajar en un establecimiento, etc. y si la remuneración que percibe por ello podría ser suficiente para solicitar la reducción o extinción de la pensión alimenticia.

Como en otras investigaciones relacionadas con la modificación de medidas de divorcios y separaciones, el informe elaborado por los detectives privados podrá ser aportado judicialmente y ratificado en sede judicial si fuera necesario.